lunes, 18 de febrero de 2013

Hagamos las presentaciones.

Poca es la gente que conoce la sensación a la que me refiero cuando hablo de llevar a la mesa un postre totalmente casero y perfectamente preparado. Esa sensación de satisfacción y orgullo que lo único que te provoca es las ganas de preparar cualquier otra receta. Esa sensación es la chispa que ha encendido la mecha para iniciarme en este bonito mundo blogger de cocina.

Sé que soy joven y se que no poseo todo lo necesario para ser la perfecta ''bloggera cocinera'' pero este blog puede ser un bonito camino hasta conseguirlo. ¿Queréis acompañarme?


5 comentarios:

  1. ESa sensación es estupenda y la recompensa de que a todos les haya gustado, te feliciten y hasta te pidan la receta... y en ese momento les dirás desde hoy en adelante: en mi blog la encontrarás ;-)
    El/la "perfect@ blogger@ cociner@" no se si existe, porque hay muchos con fama que no me gustan y otros populares más no famosos que me encantan. Poco a poco le encontrarás el ritmo, tu ritmo, que siempre sea tu afición y no una obligación, no te estreses porque veas que unos publican casi a diario y que tu no "estés a la altura". Haz que siempre sea satisfactorio para ti y los demás nos daremos cuenta de ello con el resultado.
    Ánimos y por supuesto que te acompaño.
    Lxx

    ResponderEliminar
  2. Te acabo de descubrir!! He visto tu comentario en otro blog y me ha hecho mucho gracia ver el nombre de tu blog. Y ves que muy similar al mio!!!!jejeje lo importante es el postre!!!!!!!! Me quedo por aquí.

    1bst guapa

    ResponderEliminar
  3. Yo te sigo. He conocido tu blog al hacer tú un comentario en el mío. Te lo agradezco un montón, porque así me has dado a conocer un blog precioso y lleno de cariño. Un beso muy grande y mucho ánimo.
    Besos,
    Ana

    ResponderEliminar

Gracias por todos y cada uno de los comentarios, me hacen inmensamente feliz!
Por falta de tiempo no participo en cadenas ni premios pero os agradezco eternamente que penséis en mí!
Requetemillones de besos dulces!